Somos una pequeña Residencia con espíritu familiar, ubicada a unos 30 km de Barcelona. Nos encontramos en una idílica zona de Vallirana rodeada de montañas, sol, naturaleza y tranquilidad. 

Para nosotros, la residencia es un sustituto del hogar, por lo que hacemos todo lo posible que generar un ambiente confortable y cálido, respetando las decisiones de nuestros residentes.

Por otro lado nos motiva día tras día seguir potenciando la autonomía en las actividades de la vida diaria de nuestros usuarios. Les preguntamos que les gusta y qué no les gusta, los animamos a mantenerse activos, a ocuparse de ellos mismos, a expresar sus deseos y sus necesidades… 

Nuestra atención es asistencial pero también es centrada en la persona. Cada persona es única y por eso requiere un trato único.